La agropecuaria cierra el 2022 con una base sólida

El sector agropecuario cierra el año 2022 sobre bases positivas, a pesar del impacto de un fenómeno natural que estropeó una parte de los logros alcanzados, especialmente en las zonas este y nordeste.

La evaluación que tienen las distintas agencias del lado público y privado le otorgan un buen puntaje a un renglón que si bien redujo su participación en el aporte al producto interno bruto, se mantiene como pilar para la economía y la seguridad alimentaria.

Antes de la pandemia de covid-19, si se mira, por ejemplo, los años 2818 y el 2019, la participación de la agropecuaria dentro de la economía oscilaba entre el 6.5 % y el 8 %. Entre enero y diciembre de 2021 se ubicó en 2.6 % y en junio de 2022 en 2.4 %.

Es una merma importante, pero tomando en cuenta el contexto mundial a partir del primer trimestre de 2020 (la pandemia y más recientemente el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, con todo lo que eso implica), el sector mostró que tiene capacidad de aguante frente a embates que han tambaleado la agropecuaria en otras naciones.

En el caso local, el trabajo unificado y la sinergia entre diversas instituciones hacia un mismo propósito permitió mejorar la productividad ganadera y de otros rubros en la República Dominicana.

Y una muestra de ello es que no ha habido escasez. Esa sumatoria que se ha dado entre la Dirección General de Ganadería (Digega), el Consejo Nacional para la Reglamentación y Fomento de la Industria Lechera (Conaleche), la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro), la Asociación de Productores de Leche (Aproleche) y el Proyecto de Mejoramiento de la Ganadería (Promegan).

El director de Ganadería, Geovanny Molina, resaltó ayer –en un encuentro navideño con la prensa- que gran parte de su tiempo laboral y gerencial en el organismo lo ha invertido para desarrollar un programa genético y de producción de pastos, entrega de semillas y preparación de más de 200 mil tareas de tierra de medianos y pequeños productores.

“Hemos seguido dando atención especial al tema de la sanidad y a la parte de fomento y producción. Y hemos aumentado la unidad canina para evitar la introducción de contrabando de animales y productos cárnicos de otros países por los puertos y aeropuertos dominicanos”, expuso el funcionario público.

La Digega creó recientemente una unidad sanitaria acuícola, tomando en cuenta el incremento que ha registrado la producción acuícola en el país. A través de ese capítulo se ofrece servicio a los productores a nivel nacional.

A ese encuentro, donde se pasó revista al comportamiento de la agropecuaria, asistió además Miguel Laureano, director del Conaleche; Eric Rivero, asesor Agropecuario del Poder Ejecutivo y presidente de Aproleche; Wilfredo Cabrera, presidente de la Confenagro, y Martín Canals, director del Promegan.

Laureano resaltó los proyectos empujados por el Estado, que impactan directa y positivamente en el campo. Esos proyectos que refiere, se diseñaron de tal manera que más del 80 % de sus fondos vayan directamente al productor.

“Lo que ocurría es que antes se tenían proyectos de los cuales el ochenta o el ochenta y cinco por ciento de sus recursos iban a viáticos, combustibles y pago de nóminas. Pero ahora es lo inverso, y la mayor parte de los recursos impactan directamente en los productores”, apuntó.

El Promegan tiene dos componentes importantes, y el primero de ellos es el fomento de pastos.

El otro es de reproducción y mejoramiento genético.

“Los productores han sido verdaderos héroes”

A nivel nacional, según dijo el funcionario del Conaleche, una de las debilidades que se tienen en los campos es la parte de alimentación y básicamente de pasto, que es la más económica para el productor.

Mientras, desde el punto de vista de Wilfredo Cabrera, los productores nacionales han sido verdaderos héroes, porque han evitado que falten productos de la canasta familiar. “La Confenagro ha jugado un papel importantísimo y lo seguirá haciendo, para contribuir a mantener la seguridad alimentaria de nuestra gente”, sostuvo.

De su lado, Eric Rivero, informó que a través de las autoridades del Gobierno se responde a demandas o pedidos que se mantuvieron por años, sin obtener respuestas de gestiones pasadas. Uno de esos logros es que la leche utilizada en los planes sociales sea de producción nacional.

“Eso va más allá del apoyo a la producción; es un apoyo a la economía rural. Es lo que se estila en todas partes del mundo: Los planes sociales, más allá de beneficiar a la parte más carenciada de la sociedad, también deben servir de motor a la economía rural. Había sido una demanda de más de treinta años y gracias a Dios y al presidente Luis Abinader, se ha logrado”, dijo Rivero.

Fuente: El Caribe