Entradas

Las tendencias en el suministro mundial de leche impactan en los precios. Se realiza un seguimiento de las entregas en las seis regiones exportadoras clave para proporcionar una visión general de los niveles de producción actuales y las tendencias en el suministro mundial de leche.

Las regiones productoras de leche incluidas son la UE-27, el Reino Unido, Argentina, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Combinados, representan más del 65% de la producción mundial de leche de vaca y alrededor del 80% de las exportaciones mundiales de productos lácteos.

Descripción general

Las entregas mundiales de leche en junio promediaron 782,2 millones de litros por día, un aumento del 0,1% (0,8 millones de litros) en comparación con el mismo mes del año pasado.

En Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos se registró un crecimiento interanual del promedio de entregas diarias. Se registraron descensos en Argentina y Nueva Zelanda. La producción en la UE se mantuvo en línea con la del año pasado.

Las entregas de leche en la Unión Europea promediaron 404,6 millones de litros por día, a la par de junio de 2022. Sin embargo, las entregas disminuyeron un -6,5% mes tras mes tras el pico de producción.

Se registraron aumentos notables en Alemania (+2,1%), Polonia (+1,9%) y los Países Bajos (+1,6%) interanual, pero se observaron grandes descensos en Francia (-2,9%) e Italia (-5,3%).

Estados Unidos experimentó un crecimiento marginal del 0,2% interanual. Sin embargo, la producción mes a mes disminuyó después de la temporada alta. Con informes que indican una contracción en el tamaño del rebaño, la producción en los próximos meses será un punto de observación interesante.

En Australia, la producción en junio aumentó un 1,2% interanual. Esto puso fin a la temporada láctea, con volúmenes que cayeron un 4,6% en 2022/23 en comparación con 2021/22. Sin embargo, la producción en Nueva Zelanda comenzó la nueva temporada con una caída interanual del -1,6%. A medida que el hemisferio sur entra en la nueva temporada, se dice que un buen crecimiento de los pastos puede limitar nuevos movimientos descendentes en los próximos meses.

En Argentina la producción disminuyó un 0,9% interanual. Es probable que los informes sobre tiempo seco y disponibilidad limitada de forraje influyan en la producción general de la próxima temporada.

Fuente: OCLA